Todos sabemos que entrenar y preparar una maratón cuesta mucho, pero ¿Os habéis planteado alguna vez cuanto DINERO cuesta correrla?

1. El dorsal

No hay dos corredores iguales ni dos carreras similares. Cada maratón tiene un recorrido y caracteristicas propias (altitud, temperatura, humedad) que deben ser tenidas muy en cuenta a la hora de decantarse por una u otra. Algunas de las maratones más populares entre los principiantes, porque suelen tener un recorrido bastante llano y asequible, son Amsterdam y Berlín, pero… hacerse con un dorsal no es especialmente barato. En el caso de que te decantes por la carrera holandesa, participar te costará 70€ y, si decides ir a la capital alemana, el precio se irá hasta los 98€ pero, conseguir un dorsal para Berlín -o cualquier otro maratón famoso- es EXTREMADAMENTE complicado. Tanto, que muchos corredores gestionan la compra de dorsales a través de agencias que pueden elevar el precio hasta los 150€. En España, Valencia también es una gran opción, por presentar un circuito practicamente llano a nivel de mar. Este año, un dorsal cuesta entre 45 y 90€, dependiendo de la anticipación con la que lo compres. Del precio de los dorsales de carreras como Londres, Nueva York o Boston que se van a centenares de euros, ni hablamosrunnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_dorsales

2. El viaje

Al contrario de lo que pasa en otras distancias y por las complejidades logísticas y organizativas, no se celebran maratones todos los fines de semana. Mucho menos, cerca de tu casa. Así que, es muy probable que, cuando busques una carrera que se adapte a tu preparación y tu disponibilidad, esta se encuentre en otra provincia o incluso en otro país. Por supuesto, puedes ajustar tu plan de entrenamiento a alguna carrera que se celebre cerca de tu ciudad, pero eso puede hacerte llegar muy justo a la competición o desmotivarte por la larga espera. Yo, por ejemplo, me traslado a Valencia en mi propio coche (unos 75€ ida y vuelta) y he alquilado un apartamento a través de AirBnB (225€) para ahorrar, porque los precios de los hoteles suelen subir por las nubes los dias en los que se celebra una maratón. Voy dos dias antes de la carrera -porque viajar el día anterior me parece muy ajustado- y vuelvo al día siguiente. No creo que lo que más me apetezca después de correr 42km sea montarme en un coche durante 3 o 4 horas. Por supuesto, cuando hablamos de viajes organizados a carreras fuera de España, pasamos a otro nivel. El pack básico de Marathinez para ir a la Maratón de Berlín, por ejemplo, son 665€ sumando tasas de aeropuerto. Para correr una maratón en EEUU o en Japón, debemos duplicar o triplicar ese presupuesto. runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_viajes

3. Las zapatillas

Podemos encontrar zapatillas de running especialmente recomendadas para correr una maratón desde 70€, pero es más realista pensar en un presupuesto de unos 100€ para dar con un modelo que se ajuste a nuestras características en nuestra talla y con un diseño que no haga daño a la vista. Por el volumen de entrenamiento que implica una maratón -al menos 700km- podemos dejar «frita» la amortiguación de nuestras zapatillas antes de empezar la carrera. Por eso se recomienda alternar dos pares de zapatillas -por ejemplo, unas con más amortiguación para las tiradas largas y otras con más chispas para series o carreras- lo que elevaría el presupuesto al doble. Por supuesto, hay gente que llega a entrenar con 3 pares o más… de modelos no precisamente baratos, pero la mayoría de corredores tendría de sobra con unas Mizuno Wave Rider 18 y unas Asics Gel Nimbus 17. Con suerte, se pueden encontrar los dos modelos en Runnics por unos 200€. runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_zapatillas

4. El resto del equipamiento

Por muy low cost que sea tu preparación, no podrás evitar comprar unas buenas mallas de running para la carrera o, después de 42km, puedes acabar con las ingles en carne viva por las rozaduras. Tampoco podrás evitar comprar, al menos, un buen par de calcetines de running con costuras planas para evitar rozaduras. Si crees que los calcetines de mercadillo con raquetitas cruzadas te pueden hacer un apaño, verás como tus pies se llenan de ampollas en cuanto empieces a correr más de 2 kilómetros. Entre una cosa y otra, prepara un billete de 50€. Sin embargo, el runner medio suele tener mayor fondo de armario: al menos 2 o 3 pantalones -para lavar y secar entre entrenamientos-, 2 o 3 camisetas técnicas, un cortavientos para los días de viento y lluvia, una gorra para protegerse del Sol y del frío… y una buena provisión de vaselina para rozaduras, tiritas para ampollas y hasta piedra pómez y cremas para acabar con durezas y callosidades en los pies. Cuando quieras darte cuenta, te habrás gastado más de 300€… Por supuesto, estamos hablando de equipamiento básico. En un mundo donde una chaqueta técnica puede superar fácilmente los 300€ y las mallas X-Bionic alcanzan los 100€, es fácil doblar o triplicar ese presupuesto y aún no hemos hablado de guantes, gafas, cinturones, pulsómetrosrunnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_equipacion

5. La nutrición

La maratón requiere que cuidemos nuestra alimentación -cada kilo de más habrá que llevarlo a rastras durante toda la prueba- pero no hay que comprar nada especial para conseguirlo. Sólo llevar una dieta sana y equilibrada que contenga abundante fruta y verdura. Eso si, los geles energéticos nos ayudarán a reponer energía durante la carrera y los expertos nos recomiendan que los usemos también en los entrenamientos para acostumbrarnos a ellos… si no queremos sufrir una hecatombe gástrica en medio de la prueba. Los más cómodos son los que ya vienen hidratados y no hay que mezclar con agua en medio de la carrera. Una caja de 24 geles puede costarnos al menos 36€ puesta en casa. Si a eso le sumamos unas 50 bebidas isotónicas para tomar después de los entrenamientos medios y largos, es fácil acercarse a los 100€ de gasto. Pero también hay fanáticos de los complementos nutricionales que, además de todo eso, incluyen en su dieta dosis de L-Carnitina para potenciar la quema de grasa, batidos de proteínas para ayudar al crecimiento muscular y hasta viales de colágeno para ayudar a recuperar cartílagos y articulaciones, después de los entrenamientos. Y, entre batido y batido, nos habremos bebido más de 400€… runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_nutricion

6. El entrenamiento

Antes de correr una maratón, se recomienda entrenar y correr distancias más cortas. Por supuesto, puedes centrarte en tus entrenamientos y olvidarte de las carreras populares, pero la mejor manera de entrenar una carrera es compitiendo. No sólo tendrás un circuito libre de obstáculos y peligros, sino que te acostumbrarás a correr con gente a tu alrededor y sabrás cual es tu verdadero ritmo, sin las aproximaciones ni las pausas «de semáforo» habituales de las aplicaciones de running. Es aconsejable que corras, al menos, un par de medias antes de ir a por la maratón completa. Entre dorsales y desplazamientos -aunque no duermas en la sede de la carrera y vayas y vuelvas en el mismo día- es fácil que se te vayan 150€. Si decides competir lejos de casa o añades más carreras a tu calendario, es probable que multipliques por 4 o 5 esa cifra… y, probablemente, será la mejor inversión de toda tu preparación. runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_entrenamiento

La cuenta final

Pero, entonces… ¿Cuánto cuesta correr una maratón? Pues, sumando todos los conceptos, un presupuesto que sorprenderá a más de uno y que, sin embargo, a muchos veteranos les sonará familiar… runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_total runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_porcentaje Por supuesto, este es un cálculo aproximado, pero indicativo para que un corredor que decide correr una maratón sepa a lo que se enfrenta ¿Cómo fue en vuestro caso? ¿Gastáis más o menos en una partida u otra? ¿Hemos conseguido quedarnos cerca o lejos de vuestro presupuesto? No dudéis en compartir vuestras ideas y opiniones en los comentarios ¡Con la experiencia de cada uno aprendemos todos!  
3 Nov 2019
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Todos sabemos que entrenar y preparar una maratón cuesta mucho, pero ¿Os habéis planteado alguna vez cuanto DINERO cuesta correrla?

1. El dorsal

No hay dos corredores iguales ni dos carreras similares. Cada maratón tiene un recorrido y caracteristicas propias (altitud, temperatura, humedad) que deben ser tenidas muy en cuenta a la hora de decantarse por una u otra.
Algunas de las maratones más populares entre los principiantes, porque suelen tener un recorrido bastante llano y asequible, son Amsterdam y Berlín, pero… hacerse con un dorsal no es especialmente barato.
En el caso de que te decantes por la carrera holandesa, participar te costará 70€ y, si decides ir a la capital alemana, el precio se irá hasta los 98€ pero, conseguir un dorsal para Berlín -o cualquier otro maratón famoso- es EXTREMADAMENTE complicado. Tanto, que muchos corredores gestionan la compra de dorsales a través de agencias que pueden elevar el precio hasta los 150€.
En España, Valencia también es una gran opción, por presentar un circuito practicamente llano a nivel de mar. Este año, un dorsal cuesta entre 45 y 90€, dependiendo de la anticipación con la que lo compres.
Del precio de los dorsales de carreras como Londres, Nueva York o Boston que se van a centenares de euros, ni hablamos

runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_dorsales

2. El viaje

Al contrario de lo que pasa en otras distancias y por las complejidades logísticas y organizativas, no se celebran maratones todos los fines de semana. Mucho menos, cerca de tu casa. Así que, es muy probable que, cuando busques una carrera que se adapte a tu preparación y tu disponibilidad, esta se encuentre en otra provincia o incluso en otro país.
Por supuesto, puedes ajustar tu plan de entrenamiento a alguna carrera que se celebre cerca de tu ciudad, pero eso puede hacerte llegar muy justo a la competición o desmotivarte por la larga espera.
Yo, por ejemplo, me traslado a Valencia en mi propio coche (unos 75€ ida y vuelta) y he alquilado un apartamento a través de AirBnB (225€) para ahorrar, porque los precios de los hoteles suelen subir por las nubes los dias en los que se celebra una maratón.
Voy dos dias antes de la carrera -porque viajar el día anterior me parece muy ajustado- y vuelvo al día siguiente. No creo que lo que más me apetezca después de correr 42km sea montarme en un coche durante 3 o 4 horas.
Por supuesto, cuando hablamos de viajes organizados a carreras fuera de España, pasamos a otro nivel. El pack básico de Marathinez para ir a la Maratón de Berlín, por ejemplo, son 665€ sumando tasas de aeropuerto. Para correr una maratón en EEUU o en Japón, debemos duplicar o triplicar ese presupuesto.

runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_viajes

3. Las zapatillas

Podemos encontrar zapatillas de running especialmente recomendadas para correr una maratón desde 70€, pero es más realista pensar en un presupuesto de unos 100€ para dar con un modelo que se ajuste a nuestras características en nuestra talla y con un diseño que no haga daño a la vista.
Por el volumen de entrenamiento que implica una maratón -al menos 700km- podemos dejar «frita» la amortiguación de nuestras zapatillas antes de empezar la carrera. Por eso se recomienda alternar dos pares de zapatillas -por ejemplo, unas con más amortiguación para las tiradas largas y otras con más chispas para series o carreras- lo que elevaría el presupuesto al doble.
Por supuesto, hay gente que llega a entrenar con 3 pares o más… de modelos no precisamente baratos, pero la mayoría de corredores tendría de sobra con unas Mizuno Wave Rider 18 y unas Asics Gel Nimbus 17. Con suerte, se pueden encontrar los dos modelos en Runnics por unos 200€.

runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_zapatillas

4. El resto del equipamiento

Por muy low cost que sea tu preparación, no podrás evitar comprar unas buenas mallas de running para la carrera o, después de 42km, puedes acabar con las ingles en carne viva por las rozaduras.
Tampoco podrás evitar comprar, al menos, un buen par de calcetines de running con costuras planas para evitar rozaduras. Si crees que los calcetines de mercadillo con raquetitas cruzadas te pueden hacer un apaño, verás como tus pies se llenan de ampollas en cuanto empieces a correr más de 2 kilómetros. Entre una cosa y otra, prepara un billete de 50€.
Sin embargo, el runner medio suele tener mayor fondo de armario: al menos 2 o 3 pantalones -para lavar y secar entre entrenamientos-, 2 o 3 camisetas técnicas, un cortavientos para los días de viento y lluvia, una gorra para protegerse del Sol y del frío… y una buena provisión de vaselina para rozaduras, tiritas para ampollas y hasta piedra pómez y cremas para acabar con durezas y callosidades en los pies. Cuando quieras darte cuenta, te habrás gastado más de 300€…
Por supuesto, estamos hablando de equipamiento básico. En un mundo donde una chaqueta técnica puede superar fácilmente los 300€ y las mallas X-Bionic alcanzan los 100€, es fácil doblar o triplicar ese presupuesto y aún no hemos hablado de guantes, gafas, cinturones, pulsómetros

5. La nutrición

La maratón requiere que cuidemos nuestra alimentación -cada kilo de más habrá que llevarlo a rastras durante toda la prueba- pero no hay que comprar nada especial para conseguirlo. Sólo llevar una dieta sana y equilibrada que contenga abundante fruta y verdura.
Eso si, los geles energéticos nos ayudarán a reponer energía durante la carrera y los expertos nos recomiendan que los usemos también en los entrenamientos para acostumbrarnos a ellos… si no queremos sufrir una hecatombe gástrica en medio de la prueba.
Los más cómodos son los que ya vienen hidratados y no hay que mezclar con agua en medio de la carrera. Una caja de 24 geles puede costarnos al menos 36€ puesta en casa. Si a eso le sumamos unas 50 bebidas isotónicas para tomar después de los entrenamientos medios y largos, es fácil acercarse a los 100€ de gasto.
Pero también hay fanáticos de los complementos nutricionales que, además de todo eso, incluyen en su dieta dosis de L-Carnitina para potenciar la quema de grasa, batidos de proteínas para ayudar al crecimiento muscular y hasta viales de colágeno para ayudar a recuperar cartílagos y articulaciones, después de los entrenamientos. Y, entre batido y batido, nos habremos bebido más de 400€…

6. El entrenamiento

Antes de correr una maratón, se recomienda entrenar y correr distancias más cortas. Por supuesto, puedes centrarte en tus entrenamientos y olvidarte de las carreras populares, pero la mejor manera de entrenar una carrera es compitiendo.
No sólo tendrás un circuito libre de obstáculos y peligros, sino que te acostumbrarás a correr con gente a tu alrededor y sabrás cual es tu verdadero ritmo, sin las aproximaciones ni las pausas «de semáforo» habituales de las aplicaciones de running.
Es aconsejable que corras, al menos, un par de medias antes de ir a por la maratón completa. Entre dorsales y desplazamientos -aunque no duermas en la sede de la carrera y vayas y vuelvas en el mismo día- es fácil que se te vayan 150€.
Si decides competir lejos de casa o añades más carreras a tu calendario, es probable que multipliques por 4 o 5 esa cifra… y, probablemente, será la mejor inversión de toda tu preparación.

runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_entrenamiento

La cuenta final

Pero, entonces… ¿Cuánto cuesta correr una maratón? Pues, sumando todos los conceptos, un presupuesto que sorprenderá a más de uno y que, sin embargo, a muchos veteranos les sonará familiar…
runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_total

runnics_cuanto_cuesta_correr_maraton_porcentaje
Por supuesto, este es un cálculo aproximado, pero indicativo para que un corredor que decide correr una maratón sepa a lo que se enfrenta ¿Cómo fue en vuestro caso? ¿Gastáis más o menos en una partida u otra? ¿Hemos conseguido quedarnos cerca o lejos de vuestro presupuesto?
No dudéis en compartir vuestras ideas y opiniones en los comentarios ¡Con la experiencia de cada uno aprendemos todos!

La Nike Lunarglide 9 tiene un perfil un poco más blando que la 1500, con una amortiguación fundamentalmente basada en Lunarlon. Las transiciónes son suaves y consistentes, con la base más ancha del tobillo y la suavidad sobretodo en el medio de la zapatilla, garantizando que estés siempre centrado. El soporte para el arco del pie es bueno y puedes poner plantillas. La Lunarglide 9 es ideal para la maratón si tu objetivo está entre las 3:30 y las 4 horas o para entrenamientos en ritmos medios.

La Mizuno Wave Inspire 14 viene con un upper completamente renovado en funcionalidad y estilo. Las costuras y adhesivos están mejor colocados para evitar rozaduras en el arco del pie y aportar mayor resistencia a la parte delantera. En el exterior, Mizuno ha añadido revestimientos de mejor calidad y un poco más de brandingEl resultado es una zapatilla más cuidada pero también más pesada. La amortiguación cuenta con la goma U4ic que le da un comportamiento más suave en la carrera. La Mizuno Wave Inspire 14 es una buena elección para aquellos que buscan un equilibrio entre estabilidad y confort.

La Adidas Solar Glide ST 19aporta el StableFrame, un material más firme que se encuentra por debajo del arco del pie. La combinación de Boost y el StableFrame ofrece transiciónes de primera calidad. Por un lado, el Boost aporta más respuesta y retorno de energía, por otro, el StableFrame compensa con estabilidad y consistencia en la pisada.

Cabe destacar también la increíble durabilidad de la suela, gracias a la goma Continental.

Tiene el MEJOR (y mayor) soporte del arco del pie de esta lista, algo evidente a simple vista. La mediasuela que está en contacto con el arco del pie (en torno al 20% de la misma) es más gruesa, haciendo que la transición de pisada del talón al dedo sea especialmente estable. La plantilla también se eleva 2 mm en su punto más alto, para ayudar a colocar correctamente el arco.

Es una zapatilla para pronadores peso mediano o pesado que quieran disfrutar del mejor confort. Un modelo lleno de tecnología, algo que se refleja en el precio. Aún así, la Kayano 25 es la mejor zapatilla del mercado para pronadores moderados, fantástica para pies planos —sobre todo, si el corredor es taloneador— y, por si fuera poco ¡brilla en la oscuridad!

Aunque está clasificada como una “zapatilla para pronadores”, la Transcend 5 también sirve para corredores con pisada neutra porque su control de estabilidad no va más allá de un excepcional soporte para el arco. Su mayor peculiaridad y valor añadido es el acolchado extra que proporciona el calcetín interior con correas de apoyo —justo debajo del arco— que envuelve el pie, proporciona una agradable sensación de confort y eleva el arco.

La New Balance 860 v8 es un valor seguro, un modelo que genera pocas sorpresas edición tras edición, pero que sin duda funciona para corredores pronadores. Es cómoda, fiable y con una mediasuela contundente. En esta versión se ha hecho un poco más blanda, con un pelín más de amortiguación y con una mejora en la transición de la pisada. Es ideal para corredores con pies planos de más de 70 o 75 kilos que quieran una zapatilla fiable y durable para los entrenamientos.

Brooks vende estás zapatillas asegurando que proporcionan “amortiguación, apoyo y estabilidad por partes iguales”. Ofrece una pisada firme y estable, gracias a una maya endurecida en la parte posterior con 4 densidades de espuma unidas sin adhesivos. Puede usarse con plantillas, lo que la convierte en uno de los modelos favoritos entre los pronadores.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios en “Cuanto cuesta correr una Maratón”

  1. Pingback: Esto es lo que cuestan los grandes proyectos que soñamos para 2016 - En Naranja, ING DIRECT