9 Feb 2017
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Como ya sabéis, correr es muy agradecido y se puede hacer un apaño con poco planteándonos incluso entrenamientos con series cortas o acercarnos a alguna una pista de atletismo. Afortunadamente en Madrid Capital hay muchísimas posibilidades, seguramente más de las que os habríais podido imaginar. Si ampliáis el rango de acción más allá de la propia capital las opciones se multiplican, si bien en este caso hemos preferido limitarnos a la zona centro, seleccionando diez rutas, seguro que hay muchísimas más alternativas que os animamos a compartir en los comentarios de este artículo.

Además, si tienes amigos, novia o planeas ir a Barcelona o Valencia. Te dejamos las mejores rutas para correr en Barcelona y en Valencia.

El Retiro

El Parque de El Retiro es uno de los parques más queridos por los madrileños porque es como un centro multiusos para la práctica deportiva, para pasear, para tomar el fresco, todo ello en pleno centro y en una de las zonas más buenas de la capital.
Patinadores, paseantes, ferias, carreras, todo tiene cabida en este espacio que abarca un perímetro de unos 4’5 kilómetros y que se suele recorrer por el interior haciendo algún que otro giro para alargarlo hasta los 5K. También tiene algún que otro truquillo para hacer series así que es fácil encontrar a corredores en modo hámster o corriendo a toda pastilla. Con muchas curvas, asfalto y tierra que hacen que te tengas que esforzar para sacar buenos tiempos y para que puedas variar y no te aburras aunque estés dando un montón de vueltas.
De paso, puedes hacer turismo por el Estanque, el Palacio de Cristal, la Fuente del Ángel Caído, … y lo tienes abierto desde las seis de la mañana y siempre hay alguien por ahí así que nunca correrás sólo. Es impresionante correr por ahí, en pleno centro de Madrid sin enterarte apenas de los coches y, al terminar, fácil ir a tomar algo sin tener que coger transporte. Lo único malo, llegar y aparcar pero puedes ir en metro o cercanías así que, es una de las zonas más socorridas.

Casa de Campo

Es uno de los imprescindibles y, sin duda, el más impresionante porque puedes estar corriendo durante horas y horas sin repetir ningún sitio y, si vives un cerca, puedes presumir de correr en Madrid sin tocar el asfalto.
Tiene casi dos mil hectáreas y un perímetro de más de veinticinco kilómetros aunque el recorrido típico es el de La Tapia, que te delimita un recorrido de unos 16 kilómetros, que puedes extender hasta los 20 si le das una vuelta al Bosque.
Tendrás sensación de estar perdido en medio del monte a pesar de estar al lado de la Carretera de Castilla o la M30, la variedad de perfiles es impresionante, te puedes perder corriendo sin rumbo, una delicia salir cuando ha llovido porque te pones como un gorrinillo por el barro, …
Teleférico, Garabitas, Lago, … palabras que rápidamente se asocian a la Casa de Campo donde además puedes echar un paseíto con la bicicleta y pasar un día desconectado del mundo, todo ello en pleno Madrid.
Además, con un poco de suerte, seguro que te encuentras a mucha gente de la Elite del atletismo o triatlón porque frecuentan mucho por la zona debido a la proximidad con la Blume.

Madrid Río

De reciente creación (finalizado en 2010), muchos criticaron la obra faraónica del soterramiento de la M-30 pero el resultado ha sido impresionante y, para los corredores, ciclistas y patinadores significa un parque de 4’5 kilómetros de largo, desde Puente de Segovia hasta Legazpi, a ambos lados del río que totalizan casi 10 kilómetros si vamos y volvemos.
Correr al lado del Manzanares, con amplios espacios, gente haciendo deporte, fuentes, sin horarios porque está abierto 365 días al año durante las 24 horas, distancias marcadas cada poca distancia, prácticamente llano, …
Si tienes niños, ideal para salir a que aprendan a montar en bicicleta mientras tiran de ti en la tirada larga del finde.

Parque Juan Carlos I

En la zona noeste, uno de los sitios que frecuenta entre semana la gente que trabaja en el entorno del Campo de las Naciones y sitio clásico para los fines de semana de mucha gente.
Ideal para series y trabajo de cuestas y cambios de ritmo en un circuito pequeño y controlado, eso sí, prepárate en verano a pasar calor porque cae que da gusto. Tiene un perímetro exterior de algo más de cinco kilómetros pero por dentro tienes infinidad de caminos internos para hacerte circuitos cerrados más cortos o alargarlo mucho más, con tantos giros como quieras, ideales para preparar carreras cortas y explosivas.
Lo mejor, que se puede ir con coche o mediante carril bici así que permite hacer tiradita larga con caña en medio y que está abierto prácticamente todo el día (desde las 7 de la mañana).

Dehesa de la Villa

En el noroeste, un parque que se las trae porque, aunque tiene apenas 3000 metros, permite darse caña de la buena, con una orografía bien variada. En verano se agradecen las zonas verdes.
Cerca de la Ciudad Universitaria, es muy querida por quien quiere ir a hacer circuitos, cuestas, muchos croses y carreras cortas.

Parque de Tierno Galván

No es de los más conocidos pero, situado en Arganzuela, en una antigua zona industrial que ahora es más conocida casi por “donde está el Planetario”, encontramos 45 hectáreas para correr y hacer casi cualquier tipo de actividad deportiva.
No hay horario para acceder al parque y es muy conocido por la gente de la zona, quizá menos por los de fuera pero muchos kilómetros caen ahí,

Parque del Oeste

Otro de los que curiosamente no están tan frecuentados como se podría atendiendo a su ubicación y extensión porque está junto a Ciudad Universitaria, Príncipe Pío…
Casi 65 hectáreas con muchas cuestas y recovecos, y posibilidad de combinar tierra y asfalto. Además, con fresquito por la humedad y permite hacer el contraste de la parte superior en el intercambiador de Moncloa y luego bajar a Avenida de Valladolid y ver que la temperatura baja un par de grados.
No serás de los que no van porque tiene cuestas, ¿verdad?

Parque del Canal de Isabel II

Para ponerse en modo hámster y matar el rato sin tener que darle vueltas a un óvalo de 400 metros lo utilizan muchos aprovechando su perímetro de 1’2 kilómetros. superficie blanda para quien cree que eso protege las rodillas (algo que no es cierto necesariamente) y marcas para saber la distancia recorrida y tomar tiempos.
Justo al lado del Metro del Canal o Ríos Rosas y al lado de la piscina para el verano, para hacer transiciones (¿oído, triatletas?), de 8:00 a 22:00 podéis correr por ahí y llegar rápido al trabajo.

Parque de Canillejas

Pequeño parque pero muy socorrido y frecuentado por clubes de atletismo, entre otras cosas porque queda cerca de algunas de las carreras decanas de la capital. Rodeado en su perímetro por un carril asfaltado, ideal para entrenar entre semana a cualquier hora porque el horario es libre.

Anillo Verde Ciclista

Aunque sea un anillo ciclista, se ha preparado para que corredores y ciclistas convivan con cuatro carriles para bicicletas y dos para corredores. Con 64 kilómetros que tiene ahora mismo, tenéis de todo, llanos o cuestas, puntos kilómetricos, sitios para descansar…
No está mal para echar una tirada larga, tanto a pie como con la bici, en esos días de descanso o de tirada de recuperación.

Si necesitas unas zapatillas para salir a correr te dejamos una selección con las mejores zapatillas de running de 2019:

Mejores Zapatillas de Running 2019:

ARTÍCULOS RELACIONADOS