Consejos para prepararse para una triatlón

En primer lugar, sea la prueba que sea, es importante saber cómo estamos físicamente y si realmente estamos preparados para afrontar una prueba deportiva exigente.
Mi primer consejo es hacernos un chequeo general, una analítica y una prueba de esfuerzo, para comprobar que realmente estamos preparados para afrontar determinados entrenamientos y competiciones sin ningún problema.

Buscar un objetivo realista

En segundo lugar, debemos buscar un objetivo realista. Si queremos hacer una triatlón, pero desconocemos esta disciplina, lo aconsejable es empezar con distancias cortas para ver cómo responde nuestro cuerpo ante las tres disciplinas (running, bicicleta y natación) y, sobre todo, en las transiciones, que es el hándicap que tienen las triatlones, a diferencia de las otras disciplinas deportivas.

Crear una rutina de entrenamiento

Una vez tengamos claro cuál va ser nuestro objetivo, debemos empezar a planificar los entrenamientos, es decir, ver cuantos días tenemos para entrenar, saber qué disciplina llevamos mejor o peor, qué nivel que tenemos en cada una, cuál es el tiempo de entrenamiento o si debemos focalizar la atención en aquel deporte que más nos cuesta, por ejemplo. Por ello, es imprescindible crearnos una rutina de entrenamiento con profesionales, para empezar con esta aventura.

Triathlon: ITU World Championship Series San Diego

Seguir una dieta saludable

Otro consejo es seguir una dieta saludable, ya que una buena alimentación hará que los entrenamientos vayan mejor, que nos sintamos más fuertes y con más ganas de seguir adelante. Además, una buena hidratación y un buen descanso son, también, imprescindibles para poder llevar a cabo una buena preparación.

Ir a ver una triatlón antes de hacerla

Antes de empezar con una triatlón, es recomendable ir a ver una, para conocer cómo funcionan las transiciones, qué material voy a necesitar, cómo son las salidas, conocer el orden de disciplinas, el reglamento, etc. Es normal que, al principio, pueda resultar un tanto estresante, ya que se deben tener en cuenta un montón de cosas (que si las gafas, el gorro, el neopreno, luego lo dejo todo y me tengo que poner el casco, otras gafas, el dorsal, las zapatillas para triatlón…) y será mucho más fácil de entender si lo vemos y nos lo explican, que no esperarnos al día de antes de la triatlón y alcanzar un nivel de estrés tan elevado que al final ni queramos hacer la prueba.
Sara Carmona

Disfruta de la triatlón

Por último, y, para mí, uno de los más importantes: disfrutar, mantener una buena motivación, ya que sin esto, por muy bien que estemos físicamente y aunque tengamos el mejor material del mundo, si no se disfruta, si no se comparte, no se vive. La ilusión de crecer en este deporte y querer superarse a uno mismo nunca llegará.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *