¡BIENVENIDOS A RUNNICS!

Generic selectors
Coincidencias exactas
Busqueda en Titulo
Busqueda en contenido
Busqueda en Entradas
Busqueda en Paginas
28 Jul 2020
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Las mejores zapatillas para correr en verano

Autor: Luis
en Zapatillas Running

El verano es una época que se caracteriza por temperaturas altas, donde el calor y humedad representan un problema por las incidencias que tiene el factor climático en el desempeño de las actividades cotidianas.

Por su parte, para los atletas, el verano se traduce en cambios específicos en su rutina. La exigencia e intensidad cambian porque la pérdida de líquidos es superior, haciendo que el cuerpo necesite mantenerse más hidratado y con un alto consumo de electrolitos.

Al mismo tiempo, la dieta también tiene variaciones. El requerimiento calórico puede aumentar en esta época del año, además, el consumo de alimentos debe orientarse a la hidratación del organismo.

No solo eso, se buscan evitar sopas y demás alimentos muy calientes, sustituyéndolos por ensaladas y otros platos fríos que ayuden a la regulación de la temperatura corporal.

Entonces, los cambios no se limitan al entrenamiento y la dieta. También, los atletas hacen cambios en su indumentaria habitual, usando ropa que se ajuste a las exigencias de las altas temperaturas. Así, buscan que los tejidos tengan buena transpirabilidad y flexibilidad, con un buen sistema de flujo de aire y comodidad.

Ahora bien, en el caso particular de los corredores, estos hacen cambios en su entrenamiento, nivel de hidratación, indumentaria y sobre todo, en las zapatillas. En tal sentido, dentro del catálogo de las marcas deportivas, existen zapatillas para verano, con prestaciones reservadas para que los corredores tengan plena comodidad en las condiciones climáticas más adversas.

¿Qué características deben presentar las zapatillas para verano?

Las zapatillas para correr tienen ciertas prestaciones que las hacen ideales. Según cada tipo de corredor, tendrán características diferentes en función a las exigencias del atleta.

De esta forma, pueden funcionar como un recurso a favor del deportista, para darle comodidad, seguridad y mayor eficiencia en su desempeño.

Entonces, cuando se trata de zapatillas para verano, las prestaciones se hacen más específicas; ya que, deben cumplir con los estándares propios de unas zapatillas para correr, sumándoles el hecho de enfrentarse a temperaturas hostiles.

Por ello, se describirán algunas características que deben tener unas zapatillas para verano.

Transpirabilidad

Las altas temperaturas propias del verano hacen que todo el cuerpo transpire mucho más. Por supuesto, los pies no son la excepción. Por ello, las zapatillas para verano deben estar fabricadas con un tejido de buena transpiración, así podrán mantener el pie seco frente a las condiciones climáticas adversas.

Asimismo, un diseño con un buen flujo de aire ayuda a controlar la temperatura dentro del zapato. De esta forma, puede mantenerlo fresco en todo momento. Todo esto, se traduce en mayor comodidad para el corredor durante sus recorridos.

Entonces bien, para ello, las marcas deportivas tienen disponibles zapatillas con un upper de tejidos transpirables. A esto, se le suman los diseños de alta tecnología que permiten una buena circulación del aire por todo el zapato sin sacrificar comodidad.

Flexibilidad

La flexibilidad en las zapatillas para correr es esencial. Por lo general, las zapatillas deben ser más flexibles mientras el ritmo sea más alto y los recorridos tengan más distancia.

Sin embargo, en las zapatillas para verano, la flexibilidad debe ser superior a la que se tiene acostumbrada. De esta forma, el corredor tendrá una libertad de movimiento mucho mayor en condiciones que lo exigen, esto se traduce en menor esfuerzo durante cada zancada y, a su vez, menos transpiración.

Adaptación a distintos terrenos

En verano, es común que los corredores experimenten distintos recorridos para intentar sortear las zonas más calurosas. Por supuesto, esto significa enfrentarse a terrenos variados, con superficies e inclinaciones distintas.

Así, lo más conveniente son unas zapatillas que tengan un buen nivel de adaptación a diferentes superficies. Por lo general, el asfalto y las zonas planas son un factor común en los recorridos de los corredores. Sin embargo, a esto se le suman inclinaciones diferentes y algunos terrenos más irregulares.

En todo caso, resulta ideal que las zapatillas para verano tengan un buen agarre y una tracción eficiente. De esta forma, se pueden enfrentar terrenos con diferentes características sin problemas. Así, el taqueado es importante, donde el diseño y disposición de este deben considerarse como factores esenciales.

Peso

La ligereza juega un papel muy importante en las zapatillas para correr. En general, las marcas buscan de restarles peso a sus modelos para darles a los corredores la posibilidad de ejercer menos esfuerzo durante las zancadas. Así, la fatiga muscular se ve reducida y los atletas pueden recorrer más kilómetros.

Entonces, cuando se trata de zapatillas para verano, el peso sigue siendo crucial. Por supuesto, se busca que sean sumamente ligeras para evitar esfuerzos mayores, ya que, la pérdida de líquidos es más acelerada en altas temperaturas y esto puede ser una de las consecuencias a esfuerzos pronunciados.

Asimismo, contar con unas zapatillas para verano ligeras hace que su transporte sea más sencillo. De esta forma, pueden llevarse en una mochila sin representar una carga incómoda durante el trayecto.

Algunas zapatillas para verano

Existe un catálogo amplio de zapatillas para verano. Es evidente que las prestaciones de cada modelo atienden a ciertas necesidades de los corredores, donde el común denominador es la buena transpiración y el flujo de aire.

Así, resulta ideal repasar algunas zapatillas para verano y profundizar en sus características, todo esto, sirve para tener una visión más amplia de la indumentaria y conocer sus ventajas.

New Balance Fresh Foam 880

La marca norteamericana presenta las Fresh Foam 880 como unas buenas zapatillas para verano. Para comenzar, tienen un upper diseñado con un tejido único de la firma, llamado Hypoknit.

Es una malla que tiene una eficiencia óptima en transpiración para mantener el pie seco durante toda la carrera, sin dejar de lado el ajuste eficiente y una libertad de movimiento propia de unas zapatillas para corredores.

Al mismo tiempo, la ligereza es un aspecto a destacar de estas zapatillas, sobre todo, en su upper. Así, el corredor puede estar tranquilo respecto a su esfuerzo en carrera. Asimismo, la sujeción de estas zapatillas está diseñada para ofrecer mejor soporte en zonas específicas que son sensibles a roces.

Todo esto, se complementa con una mediasuela fabricada con el material Fresh Foam X, único de la marca norteamericana. Así, son unas zapatillas con una amortiguación y estabilidad capaz de cumplir las expectativas de los corredores más exigentes.

Adidas es una de las líderes en la industria deportiva, tiene un catálogo de zapatillas para correr bastante extenso. De hecho, tiene una edición especial para que los corredores puedan afrontar los días más calurosos: las Adidas Ultraboost 20 SUMMER.RDY.

Entonces, se destacan por tener un upper de tejido muy transpirable, lo que busca mantener el pie fresco y libre de humedad. Además, han cambiado la zona rígida que se ubicaba en el mediopié con la intención de aumentar la flexibilidad de las zapatillas y hacerlas aún más transpirables.

El trail running también necesita de zapatillas para verano, es decir, un par que cumpla con las exigencias propias de este tipo de recorridos junto a prestaciones de buena ventilación. Así, una excelente opción son las Merrell MTL Long Sky.

Estas zapatillas tienen muy buena respuesta y amortiguación en la mediasuela, ideal para aquellos terrenos exigentes, donde la fatiga muscular hace presente. Entonces, las buenas prestaciones propias de su mediasuela las hacen ideales para las distancias más largas.

Al mismo tiempo, el upper tiene excelentes características que las convierten en unas buenas zapatillas para verano. Tiene una malla interior y otra exterior, ambas con buena ventilación por el tejido agujereado con el que están diseñadas. Además, mantiene al pie libre de humedad por su capacidad de drenar el agua rápidamente.

Mizuno Wave Skyrise

Las zapatillas Mizuno Wave Skyrise tienen prestaciones que las hacen calificar como unas zapatillas para verano. Por supuesto, el upper está fabricado con una malla que se centra en la transpiración. Pero, no le resta importancia al ajuste, la compresión y comodidad en general.

Además, su peso es de solo 300 gramos en su versión masculina y 240 gramos en la versión femenina. Es decir, se trata de unas zapatillas bastante ligeras que no representan un obstáculo para el corredor.           

Por su parte, sus características de estabilidad, flexibilidad y amortiguación son muy eficientes. Todo esto, se logra a través de dos materiales usados en la mediasuela, el Foam y el Wave, ambos de la marca japonesa. En general, son unas zapatillas de buena transpirabilidad, con un aterrizaje eficiente y una suela resistente.

Asics Gel Noosa Tri 12

Las zapatillas presentadas por Asics tienen todo para ser unas zapatillas para verano. Su upper está fabricado con un tejido de alta tecnología, este busca tener la menor cantidad de costuras posible.

Además, al ser una malla abierta, es capaz de secarse más rápido, aumentar su transpirabilidad y darle un flujo de aire eficiente. Todo esto, hace que se comporten de forma excelente en las épocas de altas temperaturas.

A grandes rasgos, son unas zapatillas diseñadas para el triatlón. Sin embargo, pueden usarse solo para recorridos y tendrán un rendimiento efectivo. Disponen de la espuma FlyteFoam en la mediasuela, lo que se traduce en más amortiguación y rebote.

Al mismo tiempo, como su nombre sugiere, están equipadas con el sistema GEL en el talón. Así, estas zapatillas ofrecen una pisada más suave sin dejar de lado la protección y estabilidad.  

Nike Zoom Pegasus 36

Nike, la gigante norteamericana, tiene un modelo de zapatillas que funciona a la perfección para el verano. Se trata de las Pegasus 36, tienen un upper de mejor ajuste que el modelo anterior. Tienen una compresión perfecta gracias al sistema Flywire, único de Nike.

Además, presentan una mayor transpirabilidad. Esta vez, el upper usa el engineered mesh para conseguir resultados más eficientes, haciéndolo más transpirable en zonas específicas donde la temperatura del pie suele estar elevada. Así, el flujo de aire es uno de los puntos a favor de estas zapatillas.

Por supuesto, tiene un peso que resulta cómodo para los corredores, tan solo 285 gramos en su versión masculina. Así, puede adaptarse a las situaciones de calor. Al mismo tiempo, su mediasuela tiene un buen nivel de amortiguación y rebote, gracias a la tecnología Zoom Air usada en este modelo.

Consejos para correr en verano

Los corredores también entrenan durante el verano. Sin embargo, las exigencias del clima los hacen tener más cuidado con ciertos aspectos de su rutina, todo esto, para lograr entrenar sin contratiempos y aprender a disfrutar del deporte en verano. Entonces bien, hay algunos consejos que se pueden seguir para mejorar la experiencia.

Cuidar al máximo la hidratación

Consumir una buena cantidad de líquidos durante los entrenamientos en verano es clave, ya que, la pérdida de líquidos es más acelerada a partir de la transpiración por las altas temperaturas.

De hecho, es recomendable consumir los líquidos antes de sentir sed e inclusive es útil refrescarse el cuerpo mojándose la piel. Todo esto, mantiene un buen nivel de electrolitos y ayuda a evitar una descompensación a partir de la deshidratación.

Entrenar en las horas con temperaturas más bajas

En verano, las horas centrales del día son las que tienen mayor temperatura. Por ello, lo más conveniente es entrenar lo más temprano que se pueda, inclusive alrededor de las seis o siete de la mañana. También, las horas cuando se está ocultando el sol son excelentes para el entrenamiento. De esta forma, se evitan los picos más altos de temperatura.

Entender al cuerpo y ajustar la intensidad

Las condiciones climáticas pueden condicionar el entrenamiento. Entonces, al tener una temperatura corporal más elevada, es posible que la intensidad del entrenamiento tenga más incidencia en este y se sienta cansancio más rápido.

Por ello, es recomendable bajar la intensidad y ajustarla al punto de sentirse cómodo con el ritmo al que se está entrenando. De igual forma, solo es cuestión de tiempo para que el cuerpo se adapte a esa situación y permita recuperar el ritmo habitual. En todo caso, se trata de saber reconocer las señales corporales e interpretarlas. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario

Generic selectors
Coincidencias exactas
Busqueda en Titulo
Busqueda en contenido
Busqueda en Entradas
Busqueda en Paginas