5 zapatillas para combinar running y fitness

Es muy habitual hoy en día combinar más de un deporte de manera regular y uno de los tándems más populares en los últimos años ha sido el del gimnasio y running.

Y tiene mucho sentido. Utilizaremos la sala de pesas para fortalecer todo el cuerpo y para el ejercicio anaeróbico, y la carrera a pie para trabajar la resistencia, el umbral aeróbico, aunque eso no quiere decir que no se trabaje también el aeróbico en el gimnasio y el anaeróbico en algunas sesiones de series corriendo.

Alternando sesiones en el gimnasio y sesiones de running tendremos una actividad variada y muy completa. Esto las marcas lo saben y, en las últimas temporadas, han sacado varios modelos que no son ya exclusivos para una disciplina, sino que combinan las tecnologías de las zapatillas para correr y la flexibilidad y estabilidad que se requiere para el levantamiento de pesas.

Estas zapatillas no llegan a ser tan técnicas como para hacer un volumen semanal de kilómetros muy alto, pero no habría problema en correr de 30 a 40 km semanales, algo más que respetable.

Vamos a repasar algunos modelos que van a ir muy bien para combinar fitness y carrera.

Mizuno Synchro MX

Mizuno Synchro MX

La Mizuno Synchro MX vio la luz a principios de este año y la marca japonesa la lanzó como “una zapatilla para gente activa, aquella que no solo corre, sino para usos muy variados”.

El resultado es una zapatilla de 280 gramos que, efectivamente, sirve para casi todo y que es una de las mejores opciones a día de hoy para combinar gimnasio y carrera a pie.

Es ideal para el que está empezando a correr o a fortalecer en la sala de pesas, pero también para el que ya lleva tiempo haciendo las dos. Para correr cumple con creces, sobre todo si no la metemos en exceso por asfalto, pero además proporciona la estabilidad necesaria para el gimnasio cuando se entrena con pesos elevados.

Tiene una durabilidad alta y también se puede jugar al pádel con ella, hacer técnica de carrera (cuando no se hace descalzo), pliometría, subir la cuerda, etc. Además, se puede utilizar con plantillas sin problemas.

Nike Free 5.0

atletas-nike-free-2

La Nike Free 5.0 es una de las zapatillas más cómodas del mercado. Está dentro de la línea minimalista de zapatillas para correr, pero el corredor habitual en el gimnasio va a sacarle también mucho provecho.

Es también muy flexible, tiene un perfil bajo y el ajuste es inmejorable. Es ideal para hacer técnica de carrera y ejercicios de fortalecimiento con el peso corporal, y también para rodar con ella si ya se tiene una técnica depurada.

Para el gimnasio va a ir bien para el que la utilice como complemento de la carrera a pie. Es decir, es perfecta para hacer levantamiento de pesas mientras las series no bajen de 6 repeticiones, ya que, aunque proporciona estabilidad, no es todo lo estable que debería para sesiones de fuerza.

Originalmente, tiene un precio algo elevado (120-130 € PVP). Sin embargo, al ser tan popular, tiene muchos colores y no es difícil verla con un 25-40% de descuento.

 

 

Reebok Crossfit Nano 5.0

reebok-crossfit-nano-5

La Reebok Crossfit Nano es, posiblemente, la más popular del segmento del crossfit, una top ventas que tiene muchos adeptos y no sin argumentos: ofrece una suela cuya tracción es difícilmente mejorable, con un chasis flexible y estrecho que queda pegado al pie y da toda la seguridad en ejercicios explosivos, como pueden ser levantamientos, multisaltos o incluso series rápidas.

Además, su upper está especialmente diseñado para ser una zapatilla fresca, ideal para combatir el calor que se puede generar en actividades de sala.

Y, aunque esta Reebok Crossfit Nano 5.0 está orientada más hacia el entrenamiento de pesas que a correr, posee una mediasuela que mejora la amortiguación de sus predecesoras y la hace más que apta para combinarla con un par de entrenamientos semanales de running. Sin duda, una gran compra para el atleta multidisciplinar.

Puma Ignite XT

Puma-Ignite-XT-Plantilla

La Puma Ignite XT va orientada a la persona activa, deportista en general, sin especificar las actividades, aunque siempre se tiene en mente la carrera a pie para los diseños, ya que es la que más tecnología requiere.

Es perfecta para el que quiera una zapatilla para todo y no quiera tener que estar cargando con más de un par de zapatillas, sin ser específica para ninguna disciplina. Es de las mejores opciones para los que van al gimnasio y corren ocasionalmente, preferiblemente no más de 30 kilómetros semanales.

Además, van a ser ideales para los que están opositando al CNP, Guardia Civil o Cuerpo de Bomberos, ya que se pueden hacer con ellas los entrenamientos en el gimnasio, van bien para series cortas, agarran muy bien, son ligeras y también son flexibles para el salto de longitud, el circuito de agilidad y el lanzamiento de balón medicinal.

Skechers GOrun 4

skechers-gorun-4

Terminamos con la que seguramente es la “más runner” del listado, la Skechers GOrun 4.

Si decíamos antes que la Nike Free 5.0 es una de las más cómodas del mercado, la GOrun 4 de Skechers no se queda atrás.

Es una zapatilla minimalista, perfecta para el corredor con una técnica ya depurada que la puede utilizar para rodajes y entrenamientos rápidos.

Por su flexibilidad, comodidad y perfil, va a ser adecuada también para sesiones en sala. Su amortiguación es blanda y con un tacto muy agradable. Puede ser ideal para cualquier ejercicio en el gimnasio y, además, es muy barata.

En definitiva, una zapatilla ideal para el que combine carrera y gimnasio, pero con más énfasis en la primera.

Vamos a repasar los modelos favoritos de Anabel Ávila, entrenadora personal y nutricionista deportiva.