26 Ago 2019
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En principio, la elección de las zapatillas para andar es mucho más fácil que cuando las estamos buscando para correr y, por raro que os parezca, se reduce a aplicar una única y sencilla regla: elige unas zapatillas que a ti te sean cómodas cuando te las calzas y das unos cuantos pasos con ellas, punto final.

Da igual el tipo de pisada para la que esté destinada (pronadores o neutros), no importa si es para corredores de más o menos peso, si son más o menos ligeras, da igual el tipo de zapatilla y la mayoría de las zapatillas de running “medianamente decentes” (de gamas medias para arriba) son perfectas candidatas para caminar.

Por cierto, no hace falta que busquéis específicamente modelos de zapatillas “de andar” que suelen llevar el “Walk” en el nombre o que se supone que las marcas han desarrollado específicamente para andar porque, por extraño que os parezca, suelen ser más toscas, de menor calidad y menos flexibles que los modelos de running. Por lo tanto, como primera pauta, centraos en zapatillas para correr.

A unos les gustan más las zapatillas blanditas mientras que otros las prefieren firmes; hay quien las quiere muy flexibles y hay quien busca que sean algo más rígidas; unos se decantan por hormas amplias y holgadas y otros optan por uppers tipo calcetín, ceñiditas al pie… Todas las opciones son igual de buenas o de malas porque depende de las preferencias personales. Sí es cierto que hay características que suelen gustar de manera más bien generalizada como el hecho de que sean muy transpirables pero para todo lo demás guiaos por lo que a vosotros os guste. También es cierto que el precio es un gran factor a tener en cuenta por eso hemos añadido una sección a nuestro blog de las mejores zapatillas en oferta

Obviamente, un pequeño filtro sí que tendréis que hacer porque no es lo mismo salir a caminar dando la vuelta a la manzana por la acera y hacer un par de kilómetros que ir a caminar al monte durante cinco o seis horas. Pero, fuera de ese tipo de restricciones, elegid siempre por sensaciones. No estoy diciendo que podamos coger la primera que se nos ponga por delante pero, aun a riesgo de ser pesado, elegid por las que más os gusten. (Vale, ya no lo digo más veces en todo el artículo).

Esta “libertad” tiene la ventaja de que el abanico de opciones es prácticamente infinito pero también dificulta un poco la labor de asesoramiento porque, debido a todas esas preferencias personales e intransferibles de cada uno, a veces es complicado recomendaros, pero esperamos que con este artículo tengáis una buena guía que os ayude y, si no, como siempre, intentaremos ayudaros en la medida de lo posible desde el consultorio o secciones de comentarios de los artículos o fichas de las zapatillas.

Cuando alguien busca unas zapatillas para andar, las zapatillas muy amortiguadas suele dar buen resultado y muchas veces se acierta así que, como primera referencia, podéis tomar la lista de zapatillas que elaboramos en el artículo de Las Mejores Zapatillas de Entrenamiento para Corredores Pesados. Como he dicho antes, da igual el peso que tengáis y, aunque seáis un peso pluma, con estas zapatillas seguro que vais caminando encima de una nube. Si no me creéis, probad a calzaros unas Asics Gel NimbusNike VomeroBrooks GlycerinNew Balance 1080, …

Es más, como el 99,99 % de la gente no somos profesionales o élite de ninguno de estos deportes (no busquéis este porcentaje en ningún estudio sino que lo he puesto como equivalente a un «prácticamente todos») las posibilidades a la hora de elegir esas zapatillas multipropósito son muchas.

Por eso, hemos elaborado este artículo en el que vamos a daros una serie de recomendaciones y sugerencias que podéis tomar como base a la hora de buscar vuestras próximas zapatillas para running, gimnasio y fitness.

Normalmente, buscando algo que lleve “TR” o “Training” en nuestro buscador podéis dar con zapatillas que se aproximen a ese perfil de uso pero vamos a intentar abrir más el abanico y meter también zapatillas que han diseñado inicialmente para running.

Como siempre, si tenéis alguna duda o queréis que veamos algo en detalle, decídnoslo en la sección de comentarios y lo hablamos.

Zapatillas para combinar Running, Gimnasio y Fitness

Antes de ver modelos concretos, como primer disparo, le echaría un vistazo a alguna de las marcas que parece que se están decantando más por este perfil de uso y ahí, ahora mismo destacaría sobremanera a Reebok que, con eso de que es colaboradora de ciertas cadenas de usuarios, las carreras de obstáculos y el reenfoque que le dieron a la marca hace unos años, tienen modelos muy chulos y que suelen dar mucho juego.

No obstante, si tuviera que quedarme con unas, serían las Reebok Crossfit Nano, sobre todo, si el running no es tu principal actividad, sino que prefieres el gimnasio, darle a las actividades de estrés metabólico, HIIT y similares. Ligeras, flexibles, transpirables y, sobre todo, protegidas para que no las destroces a las primeras de cambio.

Si quieres algo más en la línea de zapatillas flexibles para actividades más bien aeróbicas, las Reebok Sublite deberían pasar por tus pies a ver qué tal te encuentras con ellas.

También a nivel de marca, con colecciones puras de gimnasio, crossfitter y similares pero sin dejar de lado a los runners, Under Armour os puede ofrecer cosas muy chulas. De hecho, si lo que más vais a hacer es correr, sería la primera marca en la que miraría.

Unas Under Armour de la gama SpeedForm o HOVR y podréis correr todo lo que queráis además de poder hacer todo tipo de actividades en el gimnasio. Ojito en el caso de las Gemini a los modelos Record Equiped o City Record, con el aparatito que os da datos adicionales de vuestras estadísticas corriendo porque dan un valor añadido sobre a cualquier otro modelo de otras marcas.

Antes había bastante para elegir en Inov-8, pero parece que no se dejan ver tanto en todos los mercados por estar centrándose más en las zapatillas de trail running. Algunas de las que quedan serían las Inov-8 F-Lite 250 aunque, cuidado porque también me decantaría por utilizar algunas zapatillas no específicas como las Inov-8 Roadtalon 240.

Y, como el minimalismo está en boga y, además, suele dar mucho juego en los gimnasios, Merrell debería estar también en la lista de marcas a mirar. Ahora están apostando más por modelos menos minimalistas, más de natural running y ahí rápidamente se me visualizan en la mente las Merrell Bare Access Flex, unas zapatillas ideales como zapatillas de transición además de para el gimnasio.

También me gustan mucho las Merrel Trail Glove, aunque ésas ya son muy minimalistas, muy cañeras aunque, si son sólo para gimnasio, ojito porque os pueden gustar mucho y en la última versión le han dado un buen lavado de cara.

De todas formas, en cierta medida podemos encontrar zapatillas en todas las marcas, tanto específicamente diseñadas para este propósito como modelos que puedan encajar muy bien.

 

 

En Puma siempre ha habido modelos de running de la gama Faas que se podían utilizar perfectamente para el gimnasio, sobre todo entre las voladoras pero ahora tienen dos modelos con el nuevo Ignite que me gustan mucho: Puma Ignite Dual y Puma Ignite XT, versión especialmente dedicada a este propósito.

En Adidas, tanto en la gama Pure Boost como en las Adipure hay varios modelos que suelen dar buen resultado aunque ahora mismo me quedaría seguramente con las Adidas Pure Boost DPR, que me gustaron mucho cuando tuve ocasión de analizarlas. El upper es impresionantemente transpirable, se ajusta genial y son cómodas no, lo siguiente, ¡qué blanditas!

Hablando de comodidad, rápidamente vienen a la mente las Nike Free que, aunque sean tan flexibles y para los levantamientos no sean lo más adecuado, para todo tipo de entrenamiento funcional, van genial. Además, con las versiones un poco “menos minimalistas”, casi cualquiera podemos correr unas buenas cantidades de kilómetros. Por lo tanto, va mi voto por las Nike Free RN Flyknit 2018, mejor en la versión baja aunque, si os mola lo del velcro y un poco de botín, son una pasada de cómodas.

Venga, seguimos con la comodidad y la flexibilidad y, encima envidamos con lo de que tengan buena relación calidad precio, ¿qué os viene a la mente? Sí, claro, unas Asics Gel Zaraca, estereotipo de este tipo de zapatilla, tan cómodas que te las pones y no te las quitas, con las que puedes ir y venir al gimnasio perfectamente y que, encima, valen cuatro duros ya de precio de salida así que, en oferta, poco menos que un regalo.

Curiosamente, triunfan más entre las chicas cuando se habla de hacer deporte y entre los chicos para andar, ¡qué raritos somos a veces!

No os salgáis aún de Asics porque también debéis echarle un vistazo a las FuzeX, en alguna de sus versiones, desde las Asics Fuze TR más enfocadas a la parte training a las Asics FuzeX Lyte, algo más corredoras.

Ah, no, tranquilos que no me he olvidado de unas de las que más se ven en los que gustan de correr muchos kilómetros en la cinta de correr: las Adidas Duramo. Parece mentira lo que duran estas zapatillas, el coste por kilómetro sale a céntimo de euro o menos y, encima, el upper resiste muy bien los roces así que, tenedlas en cuenta por favor.

Bien, hasta aquí todo bien, con modelos más o menos que puedes esperar, cositas que seguro que a la mayoría os han encajado.

Pero ahora van unas cuantas que espero que os sorprendan o que os hagan reflexionar. Lo primero, abrid la mente porque van a ser voladoras o mixtas de running pero que, después de haberlas usado mucho corriendo y en el gimnasio, se han convertido en habituales mías porque se desenvuelven a la perfección. Lo que no veréis en la lista serán zapatillas hiper amortiguadas, rígidas, con soporte, sino todo lo contrario: bajitas, firmes, ajustadas, … ¡veamos!

Las primeras, ganadoras indiscutibles, las Mizuno Wave Hitogami, ¡me encantan! Creo que son las «zapatillas de gimnasio» que más he utilizado y cuando las he jubilado de correr, siempre van a ese uso. Impresionante el equilibrio, tacto, ajuste, agarre… La mala noticia es que la versión 4 fue la última versión y es cada vez más difícil hacerse con ella. Si la veis con stock, lanzaos a por ella de cabeza.

Con las Scott Palani seguramente también podáis hacer muchas cosas y, correr con ellas es una delicia. Además, han evolucionado bastante en el upper.

No obstante, pensando sobre todo en poder correr con ellas, en quien haga un par de días de gimnasio y luego corra otros 2-4 días, en las mixtas es donde más material se encuentra.

En New Balance, tenéis opciones a montón, desde las míticas Fresh Foam Zante a las primeras Vazee Rush o incluso las Vazee Breathe.

Apuntad las Saucony Kinvara que, aunque tengan algo más de mediasuela y flaneen un poco en los apoyos laterales, flexan mucho y muy bien y agarran de muerte.

En fin, podríamos seguir así durante horas pero, como decía al principio, creo que aquí ya hay una buena lista de sugerencias con las que podéis empezar a trabajar y, si necesitáis afinar la búsqueda, podéis hacernos una consulta en la sección de comentarios. ¡Disfrutad

ARTÍCULOS RELACIONADOS